TORRE SEVILLA

Actualidad

VOLVER

Edificios del futuro, edificios 4.0. El caso de TORRE SEVILLA

NOTICIAS 27.07.2021

TRIBUNA DE OPINIÓN

Edificios del futuro, edificios 4.0

Por Francisco Fernández Luna, Director Oficina Andalucía Occidental de Daikin España

“Mis mayores dolores de cabeza me los provocan siempre los ascensores y el aire acondicionado”. Estas fueron las palabras de un veterano promotor de la zona ante un nuevo proyecto de oficinas hace más de 15 años.

Muchos aspectos han evolucionado desde entonces en el negocio del alquiler de edificios, pero hay algunos, como los mencionados, que no han cambiado en cuanto a las necesidades de los usuarios y de los gestores.

En cuanto a la climatización, los usuarios demandan confort, higiene del aire, fiabilidad en el servicio y reducidos gastos energéticos, mientras que las propiedades siguen demandando flexibilidad, fiabilidad, reducidos gastos de explotación y rapidez de respuesta por parte del fabricante.

En este contexto, el proyecto de climatización de TORRE SEVILLA supuso un reto excepcional desde muchos puntos de vista. Por un lado, se requería máxima flexibilidad y adaptabilidad de la instalación a los diferentes usos que en un futuro pudieran darse en el complejo (como así ha sido, al incluir un hotel, un centro comercial, y oficinas). Por otro lado, se demandaba una eficiencia energética global del sistema fuera de lo común, ya que el edificio estaba sometido a la calificación LEED GOLD. Por si fuera poco, también era necesario que los costes de mantenimiento y de gestión de la instalación fueran óptimos. Finalmente, pero no por ello menos importante, también se exigían altos niveles de confort térmico, bajos niveles sonoros, y alta de calidad de aire, con especial incidencia en el aporte de aire limpio exterior para la ventilación que tan importante se ha revelado durante la situación de pandemia que estamos viviendo.

Para afrontar este reto, colaboramos estrechamente con la ingeniería, implementando soluciones ad-hoc para el proyecto, contando con el apoyo de nuestros ingenieros tanto locales, como de servicios centrales, de Daikin Europe y Daikin Industries (Japón).

La solución final adoptada para la climatización consistió en la instalación de un bucle o circuito cerrado de agua, que actúa como fuente o sumidero térmico de las unidades de climatización VRV de Daikin de recuperación de calor, instaladas en cada planta. Así, las unidades interiores cubren las diferentes demandas que tiene cada zona e inquilinos, calefactan o refrigeran cada espacio del edificio de forma independiente y, además, consiguen recuperar calor desde las áreas refrigeradas a las calefactadas. Las diferentes demandas simultáneas de refrigeración frente a la de calefacción en diferentes zonas del edificio compensan el bucle en cada momento. Así, la actuación de las torres de refrigeración o de las calderas situadas en la cubierta aportan el diferencial para mantener la temperatura del bucle de agua.

El modo de recuperación de la energía es tan eficaz que, durante ciertas épocas del año, todo el calor que demandan determinadas zonas del edificio es aportado por el calor extraído a otras áreas, consiguiéndose un saldo nulo de energía a transferir hacia o desde el exterior, con el consiguiente ahorro energético.

Otro aspecto por el que destaca la TORRE SEVILLA es por la alta calidad de aire interior, tan importante en estos momentos, gracias a su sistema de ventilación independiente por planta. Este sistema está concebido de forma que es posible adaptarlo, dentro de ciertos límites, a los requisitos de ventilación de cada inquilino.

Por último, el sistema de control de Daikin cuenta con información segmentada del consumo de energía imputable a cada unidad interior, lo que permite asignar a cada inquilino el consumo que le corresponde, incluso por tramos horarios, si fuera necesario.

Todos estos aspectos contribuyen a que cada inquilino o usuario pueda tener control absoluto de las instalaciones de climatización de su oficina, local o habitación, demandando refrigeración o calefacción según sus propias necesidades en cualquier época del año, manteniendo un alto nivel de calidad de aire interior, al mismo tiempo que se obtienen bajos niveles sonoros, y con costes energéticos muy reducidos. Por su parte, desde el punto de vista de la explotación, el sistema permite un control absoluto de lo que ocurre en la instalación en tiempo real, lo que facilita enormemente todas las labores de gestión y mantenimiento del edificio.

En definitiva, la solución adoptada, transcurridos estos años, ha cumplido con creces las expectativas y, por su carácter pionero, ha recibido visitas y felicitaciones de clientes nacionales e internacionales que han replicado dicha solución en sus proyectos.

COMPARTIR